Saltar al contenido
PUBLICACIÓN VIRAL

La nueva tendencia japonesa: fotos de los senos formando un corazón con sus manos

Cada día más personas están interesadas en realizar inversiones online. Y esto, no sólo por la facilidad que brindan las nuevas plataformas para hacerlo, sino también por la rentabilidad que genera para los usuarios. 

Además del trading, que consiste en negociar o especular en los mercados financieros, hay una nueva tendencia que se está moviendo y es el Forex.

Forex es el acrónimo de Foreign Exchange, lo que también se conoce como mercado de divisas. Para ser un poco más claros, esta actividad consiste en la compra y venta de monedas a nivel mundial. 

Según Marcelo Granada, analista Forex, este mercado es descentralizado, lo que significa que las operaciones no suceden en una sola parte, sino por el contrario en todo el mundo al mismo tiempo se están haciendo miles de transacciones.

“Por ejemplo, un banco central puede hacer negocios con otro banco central. Mientras tanto el Banco de la República hace una negociación con Bancolombia, y por otro lado, yo estoy comprando dólares en una casa de cambio. Esto quiere decir que en todas partes suceden negocios en todo momento”, explica Granada.

Otra de las características que tiene este mercado es que es fluctuante y sus precios varían de punto a punto. Un ejemplo de ello son las Tasas Representativas del Mercado (TRM) ya que estas cambian según el país en el que se esté negociando.

Finalmente, también se destaca que el Forex es un mercado de 24 horas, es decir todo este tiempo están fluctuando todas las monedas del mundo.

¿CÓMO SE HACE FOREX?

Así como el trading, el Forex se realiza a través de una plataforma que le permite saber a los inversionistas cuáles son los precios interbancarios de los diferentes mercados globales o de los Bancos Centrales.

Para qué, que quien realice este tipo de transacción tenga acceso a los mejores precios del mercado y aprovechar las fluctuaciones. “Digamos que el dólar estará al alza, por ejemplo, porque las tasas de interés en Reino Unido después de diez años volvieron a subir. En este panorama se analiza esa noticia, y lo que podría hacer es invertir a la baja en libra esterlina o comprar dólares con libra esterlina, que es lo mismo, y se gana todo lo que baje la moneda”, explica Granada.